Cómo se tramita una queja


Una vez recibida la solicitud, la Síndica de Greuges de Barcelona envía un acuse de recibo a la persona remitente y le informa de si la queja se ha admitido a trámite o no, del procedimiento que seguirá y si requiere información complementaria.

La admisión a trámite significa que la síndica, después de haber estudiado el caso y la documentación aportada, decide investigar para aclarar las causas del problema o los posibles errores, si se tercia, y recomendar, recordar o sugerir fórmulas para solucionarlo.

En el proceso de investigación, la síndica pide informe o copia del expediente municipal. También puede pedir información a otros servicios con el objetivo de reunir toda la información relevante para decidir sobre la queja con pleno conocimiento de las circunstancias concurrentes y de la legislación aplicable al caso.

En todos los casos, las resoluciones se comunican por escrito a la persona afectada.

Si la queja no se admite a trámite, se informa de este hecho a la persona interesada por escrito y se le sugieren, si es posible, otras vías para que intente solucionar el problema.

Las resoluciones de la Síndica de Greuges de Barcelona no modifican ni anulan actos administrativos, ni pueden ser objeto de recurso. Sin embargo, la intervención de la síndica puede promover que la Administración revise sus actos y detecte posibles errores, retrasos, omisiones o incumplimientos en la tramitación y/o resolución de los expedientes.